A JULIO EN LA DISTANCIA.

Aún recuerdo que cuando eras niño,
jugábamos canicas en el piso,
nos fundiamos en un solo cariño
pues Dios, en su amor, asi lo quiso.

Quizá nunca te dí lo que querías,
pero siempre procuré algo qué darte,
y me hacías felíz cuando reías,
si llorabas,te calmabas al besarte.

El tiempo volaba. Tú siempre creciendo.
Y la hora de la escuela te llegó.
Poco a poco tú ibas aprendiendo
Y el de tu niñez se terminó.

LLegó tu juventud, nuevos anhelos.
El mundo te envolvió con sus caricias.
Quisistes caminar bajo otros cielos,
saborear del amor de otras delicias.

Deseo que siempre fueras mi pequeño,
mecerte con ternura en mi regazo.
Tener la covicción de ser tu dueño,
cubrirte dulcemente con mi abrazo.

Pero un día tú te fuistes del país.
Me dijidtes: Papá, yo quiero progresar.
Y yo te dije: No olvides tu raíz,
Y llorando prometistes regresar.

Aún sigo esperando, hijo mío,
pero las cosas cambiaron totalmente.
Mi espera naufraga en el estío
y la nostalgia me hunde lentamente.

De tu padre.
Francis.

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s