Polvo y aliento.

Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz el aliento de vida; y fue el hombre un ser viviente.”
Génesis 2:7

Alguna vez te sentiras deshecho, tirado como polvo en el suelo
Pero no seas polvo al viento, sé polvo esperando de Dios el soplo de su aliento


Alguna ves nos sentiremos como polvo sin valor, pero alguna vez fuimos polvo en los dedos de Dios.


Alguna vez nos haran morder el polvo, no lo muerdas, bésalo es la escencia misma de tu naturaleza, nuestra fragilidad que en manos de Dios adquiere grandeza.


Somos polvo en un mundo adverso, quizas fuimos polvo cósmico en otro universo, polvo que recibió el aliento divino para un propósito, para un destino.


Es válido sentirse a veces como polvo en el camino, pero espera…espera de Dios el aliento divino.


Si…somos polvo, frágil, pequeño, casi perdido…pero recibimos ese soplo que nos vuelve, enérgicos, iluminados, creativos.
Si te han reducido a polvo, en realidad de hicieron un favor, respira…respira que se acerca Dios.

Acerca de Julio Valencia

https://juliopoeta.com/
Esta entrada fue publicada en Poemas y reflexiones Cristianas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s