La Rosa y el Colibrí


  I

 Pequeña rosa que persistes
en un prematuro marchitar
que insistes en lanzar
tus pétalos al viento …

te refugias a la sombra
de arbustos escabrozos
huyendo de la luminosidad
 yo el colibri
perdido en la tormenta
que se enredo en tus abrojos
y descubrió tu belleza
encerrada en neblinas
y libó tu nectar
embriagandose de tu esencia
dime pequeño angel hecho rosa
que insistes en que ya no hay
mas gloria en esta vida

¿que será del poema hecho colibri
si no liba mas tu nectar?
si el pobre es adicto
al deleite de tu escondida dulzura…

 

               II

Pequeña rosa de exquisitez única
en tus abrojos dejá mis plumas

 
y nos enredamos en una
pluralidad singular

 
llegue a tí

 y nunca más
logré alzar vuelo

 
colibrí cansado y perdido
en tu refugio construí mi nido

 
dos atolondrados en un mismo enredo

yo adicto a tu nectar
tu adicta a mis versos
tu ausencia para mi
seria morir sediento
mi no existencia para ti
seria morir de ausencia

.
tú mi inspiración
yo tu corazón
despues de ti o de mi
solo hay vacío…

 

                   III

 

Colibrí revolotea ebrio
extasiado al libar tu nectar sagrado
en tus pétalos sutilmente elaborado
como vino de un dios griego

ahi disolvio su alterego
en tu intenso interior tan perfumado
ahi loco jadeante y agotado
adorando su rosa hasta el extremo

la rosa le curó heridas
colibrí pago con poemas
con cantos limó sus espinas

y ella por amor cambio sus penas
el le canto a la vida, su vida
su rosa eterna….

 

                    IV

Entre la escarcha de la fría mañana
yace el colibrí inmovil gélido
apedrearon mas que sus alas
apedrearon sus sueños
lleno su pechó de las espinas
de una tenebrosa florecilla
por la que se desvivía

¿Donde está oh colibrí
el brillo de tus ojos?
y tu poético trinar

¿donde fue a parar?
estas tan frío y tu brío

¿donde está?
libaste el nectar dulce
que te adiccionó
la miel de parente pasión
que un veneno escondió…

Pequeña florecilla
agregale a tu luto
la muerte de un colibrí…

 

                              V

Escapando de las garras de la muerte
me brotaron alas mas fuertes
donde el colibrí pereció
nació un ruiseñor
de la profunda herida
brotó la sabiduría
donde el aguijon fue incrustado
nace miel de mi costado
dicen que había inmenso dolor
pero es más grande el corazón
mis plumas desprendidas
se usaron para escribir poesía
con la tinta azul de mi sangre
donde el sueño se congeló
una llama se encendió
mi amor es ave fenix
talvez eso no se entiende
nací alado
siempre he de volar…

Julio Valencia.

Copyright 2011 © all rights reserved

 

Anuncios

5 comentarios

  1. Entre la escarcha de la fría mañana
    yace el colibrí inmovil gélido
    apedrearon mas que sus alas
    apedrearon sus sueños
    lleno su pechó de las espinas
    de una tenebrosa florecilla
    por la que se desvivía…….
    sencillamente maravilloso

  2. yo adicto a tu nectar
    tu adicta a mis versos
    tu ausencia para mi
    seria morir sediento
    mi no existencia para ti
    seria morir de ausencia

    .
    tú mi inspiración
    yo tu corazón
    despues de ti o de mi
    solo hay vacío…

    escribe escribe siempre mi amor de poeta… fluye… fluye…

Responder a dalia valencia Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s