Romance a Ninfea.

Célica flor de agua serena

Que entre nenúfares te resguardas

De las flechas de Cupido

 

¿Es que acaso no has sentido

Una vocecilla a tus espaldas?

Dice que el amor  no envenena

 

Quita esa carita de pena

Que brillan en tu lago esmeraldas

Hazle caso a tu latido

 

Por el romance presentido

Deshecha tus alabardas

Que es noche de luna llena

 

Se ha propiciado la escena

Para el idilio que aguardas

Hay un principe rendido

 

Cuyo beso ha ofrecido

Al borde de tus faldas

Amor corre en sus venas

 

Célica flor de aguas serenas

No ves que en su espalda

Se incrustó la flecha de Cupido…

Un comentario

  1. Siempre agradecida de recibir tus hermosos escritos.

    Los versos laten en palabras simples, verdaderas y delicadas,
    mitologia que enamora y estremece diciendo:

    “El amor no envenena,
    hazle caso a tus latidos”.
    Simplemente esbozo una sonrisa.
    y nuevamente sonrio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s