Archivo de la categoría: De el Principito y la Rosa

Espirales y zigzag

Se enreda en mis piernas, un zigzag de maldad me hace apartar la vista del cielo, del horizonte, del anhelo, de la verdad, un espiral de veneno hace tambalear circunda mis tobillos como una cuerda inquieta, color de piedra, me … Seguir leyendo

Publicado en De el Principito y la Rosa | Etiquetado , , | Deja un comentario

Renacer.

He pasado por el calvario de las espinas, he caído tantas veces en la via dolorosa del desierto, he sufrido el escarnio de mis propios demonios y de otros tantos ajenos, he sido burla de los doctos, de los intelectuales, … Seguir leyendo

Publicado en De el Principito y la Rosa | Etiquetado | Deja un comentario

Un par de besos.

He recorrido el desierto por un par de besos, he nadado en sus arenas como en mar abierto, sus granos en mis dedos son las caricias que no tengo, he competido con el viento con mis suspiros de deseo, oasis … Seguir leyendo

Publicado en De el Principito y la Rosa | Etiquetado , , | Deja un comentario

Relámpagos en la arena.

A veces me pregunto que hay detrás del silencio, de las evasivas, de las huidas, de las guaridas donde se juega a las escondidas. A veces me pregunto que hay más allá de las dunas, si habrá un sol despejando … Seguir leyendo

Publicado en De el Principito y la Rosa | Etiquetado , , | Deja un comentario

El niño aquel.

Aprendió a callar antes de tener conciencia tenía la lengua inmóvil y el corazón inquieto por las rendijas del silencio se escapaban los versos. tenía una máquina de sueños incrustada en el cerebro. Flotaba, cuando todos iban corriendo suspiraba cuando … Seguir leyendo

Publicado en De el Principito y la Rosa | Deja un comentario

Fatigas y delirios.

  Ha sido un largo recorrido peregrino del desierto en busca del destino sueños cansados y heridos sed que se sacia con gotas de rocío no hay más huellas que las mías sin ningún camino muchas veces se pierde el … Seguir leyendo

Publicado en De el Principito y la Rosa | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Trabajo siempre…

Trabajo siempre…para mantener la armonía de mi caos,el equilibrio de mis locuras;para desvanecer mis dudas, para arrancar arbustos de pesimismo, para que el fondo de mi mismo sea una fuente de magia; de una ilusión que contagia: arreboles de ternura, … Seguir leyendo

Publicado en De el Principito y la Rosa | Etiquetado , , , | 4 comentarios