Mi Feliz Cumpleaños.

Gracias Padre por mi historia personal contigo Por tu llamado y propósito en mi desde antes de ser concebido Gracias por tu caminar a mi lado, por tus susurros en mi oido Tus caricias en mi alma, por tu unción y la Palabra Gracias por los dones y talentos, la visión y el entendimiento. Gracias por los dias de victoria que celebré con incontenible risa Y tambien por los dias tristes de dolorosa caída Gracias por los dias luminosos en que vi todo tan claro Y tambien por los oscuros en que no entendí nada Gracias por los dias en que mi corazón saltaba amando y siendo amado Y tambien por los dias en que fue destrozado porque aún sigue palpitando Gracias por los dias de incontables amigos y tambien por los de soledades sin sentido Que me hicieron mantenerme en tu camino. Gracias por celebrar hoy una fiesta personal contigo,  porque partiremos un pastel de bendición que alcanzará para multitudes,  con una vela en cada porción que nunca será apagada. Gracias por un año más, el más difícil de todos los vivídos, Pero el año que mas lecciones he aprendido. Escucho tu voz…celebremos hijo mío…. Julio Valencia. Copyright 2010 © all rights reserved

Leer más →

Sus heridas y las mias…

Escuche tu voz poderosa y dulce como siempre ¡ven fuera! Se abrió la tumba se rompieron las cadenas Me despojó de mi mortaja de penas Abrió sus brazos Me acerqué unos pasos Vi tristeza en su mirada Era la tristeza que reflejaba mi alma Me mostró su costado Que por amor fue traspasado Me mostró sus manos Que aún llevan la marca de los clavos Hasta que no vea las heridas no he de creer Dijo el discipulo aquel Me dijo: muestrame tu herida Esa que te está costando la vida Y allí en mi pecho metió su mano Y por su poder he sido sano Me dijo: cuando te abandonaron, yo estuve allí Y aunque ellos desconfien, Yo creo en ti…. Julio Valencia. Copyright 2010 © all rights reserved

Leer más →

La herida en el costado.

Juan 19:34 (Reina-Valera 1960)  Pero uno de los soldados le abrió el costado con una lanza, y al instante salió sangre y agua.             A veces sentimos que se nos rompe el pecho y el corazón se nos sale, un ataque repentino que nos tomó desprevenidos, una puñalada artera que nos deja una herida abierta y seguimos viviendo por pura inercia sangrando nuestras penas, quisieramos vendar la herida, sanarla  y que no quedarán huellas ni cicatrices, pero al paso del tiempo todos nuestros sueños se resumen en ser una herida expuesta.   Los sueños se pagan con heridas, los ideales con dolor y el bien con sacrificios…Dios vió que el hombre estaba solo y decidió crear una compañera e hizo entrar a Adán en un profundo sueño y entonces abrió su costado para extraer una costilla de donde daría vida al sueño del hombre de sentirse completo. Soñamos y somos heridos, pero de esa herida puede brotar una nueva vida.   Un día Dios tuvo un sueño…el sueño de morir por amor, de ganarse una multitud incontable de gente que no inventara cuentos ni religiones, sino que simplemente le amase…y en una cruz con los brazos abiertos, una lanza se incrustó en su costado y experimentó lo que es ser herido por sueños, ser herido por amor, pero de esa herida abierta surgió fe y esperanza para la humanidad…al resucitar Tomás, uno de los doce, quiso […]

Leer más →

Corona de espinas.

Mateo 27:29 (Reina-Valera 1995)  pusieron sobre su cabeza una corona tejida de espinas, y una caña en su mano derecha; e hincando la rodilla delante de él, se burlaban, diciendo:       –¡Salve, rey de los judíos!           Todos deseamos coronas de alguna clase, reconocimientos , premios o títulos. Todos luchamos por ganar un puesto y llegar a algún lado y lucir en algún trono sentados. Todos deseamos ser respetados o halagados, subir a un pedestal o ganar un escalafón. Todos emprendemos una carrera y nos sacrificamos por una medalla, un pergamino o una corona.   Pero muchos se quedan sin corona y obtienen un título de fracasado. Pero muchos pierden un puesto y se sientan en la silla de desempleados. Pero muchos pierden el respeto y son degradados o deshonrados. Pero muchos no terminan su carrera y otros que llegan a la meta lo hacen sin pena ni gloria.   Hubo un rey que con espinas fue coronado sobre su cabeza sangrante y su rostro desfigurado. Dijo el profeta que se veía sin atractivo para ser deseado o reverenciado. Coronado de espinas nos enseñó que no todo es lo que parece, que no es ganador quien llega primero y que no hay principes de sangre azul. Coronado de espinas comprende tus fracasos, tu caídas, tu rechazo.   Espinas se clavarán a veces en tu frente…pero son para abrir tu mente…para hacerte ver un mundo diferente.   […]

Leer más →

Hablando con Jesús acerca de su juventud.

Se ha dicho mucho de tu nacimiento, de tu ministerio, de tu pasión y muerte, se celebran en diversas festividades y ceremonias. Pero hoy pienso en lo que sucedió entre las llamadas Navidad y la Semana Santa, tu infancia y crecimiento hasta alcanzar la vida adulta. El niño de túnicas gastadas y pies polvorientos, de manos callosas y vientre medio lleno. Tú conociste la marginación y el rechazo desde que tuviste uso de razón. Tuviste muy poco desde tu nacimiento, un poco menos de lo necesario, conociste la gran desigualdad social…unos pocos con mucho y muchisimos con muy poco. Tus pies desde la infancia caminaron mas que cualquier hombre de mi tiempo, tus manos trabajaron arduamente ayudando a tus padres terrenales, moldearon, tallaron, martillaron, ofrecieron productos a compradores en los mercados. Tu plato muchas veces estuvo casi vacío a la hora de la cena, viste morir a edad temprana a muchos amiguitos de tu infancia victimas de tantas plagas. Viste a los tuyos ser despojados de sus tierras, de sus pocas pertenencias, pagar altos impuestos y ser victimas de un gobierno extranjero. No fue fácil tu infancia, ni tu adolescencia…generalmente pensamos en los acontecimientos que rodearon tu nacimiento y en los cercanos a tu muerte y resurrección…pero tu vida fueron 33 años de pasión, de devoción, tu mirada compasiva vió en primer plano todas las facetas de la miseria humana, tus manos tocaron nuestra fragilidad, tus oídos escucharon acerca de […]

Leer más →

Ausencia y carencia.

La ausencia total no existe, ni tampoco la carencia, hay tantas cosas que estan y no ves, hay tantas cosas que tienes que tampoco ves. Que ciegos son nuestros ojos que solo pueden percibir una mínima parte de tantas cosas existentes y con esa pequeña parte nos conformamos para juzgar el todo. Puedes ver el conductor eléctrico, pero no la […]

Leer más →

Dando de comer(portadores de milagros)

Un día el Maestro enseñó por horas a una inmensa multitud hasta que cayó la tarde uno de sus discipulos se acerca y le dice: -Maestro es tarde, dejalos ir, no han comido nada todo el dia, talvéz logren llegar a tiempo a algún lugar y coman. El Maestro respondio: Dadles vosotros de comer Cuantas veces vemos la necesidad, hambre de pan, de afecto, de justicia o comprensión… alzamos la vista al cielo e imploramos: Dios haz algo, y enseguida volteamos para seguir nuestro camino, sin escuchar ,la respuesta: Ve tú y sacia esa hambre. Los discipulos escucharon la respuesta. y empezaron a conjeturar y hacer cuentas, y presentaron al maestro un presupuesto y un análisis del asunto: Ni con tal cantidad seria suficiente y si la tuvieramos, no llegaríamos a tiempo a alguna tienda o despensa para comprar tal cantidad de comida. Mientras ellos se complicaban entre lógicas y razonamientos un jovencito trajo cinco panes y dos peces y los entrego al maestro quien los partió y repartio entre todos, de modo que alcanzó y hasta sobró…doce canastas llenas. Tú pensarás que necesitas ser político o sicólogo, abogado o religioso para ayudar a los demás, sin embargo al ver dentro de tu corazón encontraras algo valioso, sencillos dones o talentos, que si los entregas al maestro El se encargara del resto. Somo humanos, sencillos, limitados a veces equivocados, pero alli esta la grandeza de Dios que con nuestros defectos […]

Leer más →