Uno de esos dias.

Hoy parece ser…
uno de esos días
en que la vida te lleva
al borde de la histeria
te sientes enfermizo
maniático-depresivo
hiperneurosis en mi ser
no exteriorizada
uno de esos días
en que mi sistema inmunológico
se vuelve hipersensible
los recuerdos forzados a ser
lagunas mentales
se tornan explosivos detonantes
en mis neuronas
días de fobias absurdas y risibles
miedo a mi sombra, a mi ser
y a la gente
a la realidad inmutable
y absorbente
días de volverse escapista
como medio de autodefensa
encerrarse en el caparazón
de la soledad
dias de desesperación
en que tratas de automedicarte
buscando anticuerpos que
inoculen los sentimientos
te inyectas sedantes de ilusión
que te provoquen amnesia
angustiado por lograr el olvido
y sueñas despierto
vagando al mundo de la fantasía
donde todo es a tu gusto
y tu medida
donde siempre eres
principal protagonista
dias que se pierde la razón
y la conciencia
te vuelves melancólico suicida
cuando tu mundo se vuelve
deforme y surrealista
te sientes parte de un Picasso
o el Segismundo de “la vida es Sueño”
o el objeto de estudio
de un análisis de Freud
cuando para entender la vida
necesitas una teoría de Einstein
cuando en progresión regresiva
te transportas a la infancia
y juegas a todo sin
ser nada
cuando digieres amargura
y transpiras frustración
por los poros del alma
te ataca una crisis de identidad
te expresas usando incoherencias
rodeado de complejos y traumas
uno de esos dias en que sabes
que la cura perfecta
es el amor
y sales a la calle vestido de orgullo
creyendote alguien
y con ceño fruncido
lo mendigas en cualquier parte
uno de esos dias…

18 comments

  1. Hola que lindo son tus poemas y reflexiones que Diosito te bendiga y siga desramando de su sabiduria en tu vida.. BENDISIONES!..

  2. Hola Julio, cierto, existen esos terribles dias en que definitivamente no se encuentra ni uno mismo!!!! Saludos y un abrazo. Claudia Nava

  3. Este es un texto que brilla por s[i mismo. Ese final es digno esculpirlo en el mármol.
    “uno de esos dias en que sabes
    que la cura perfecta
    es el amor
    y sales a la calle vestido de orgullo
    creyéndote alguien
    y con ceño fruncido
    lo mendigas en cualquier parte
    uno de esos días…”

    Un gran poema. Felicitaciones!
    Fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s